Nutrición

Complementos nutricionales

 

Una buena alimentación es una de las claves de una vida saludable. Puedes mejorar tu salud mediante una dieta equilibrada para ello es recomendable tomar alimentos ricos en vitaminas y minerales, frutas, verduras, alimentos integrales y proteínas. 

Si lo que necesitas es un apoyo en tu alimentación te recomendamos algunos productos que pueden ayudarte a consumir las vitaminas y minerales que te hacen falta. 

Pero, RECUERDA, debes consultar con tu médico antes de tomar cualquier complemento alimenticio. Cada persona es diferente y estos productos pueden afectarle de manera distina, por lo que debes consultar con un especialista primero.

Además de estos complementos alimenticios, te recomendamos una serie de pautas que puedes seguir para mejorar el estado de tu salud, lo que hará sentirte mejor con tu cuerpo y traerá bienestar a tu cuerpo y mente.

En un principio puede ser complicado cambiar tus hábitos alimenticios, pero tienes que ir poco a poco:

  • Encuentra los puntos fuertes y débiles de tu dieta: asegúrate que estás comiendo la cantidad mínima de frutas y verduras cada día, además de alimentos con calcio y fibra que son necesarios para gozar de buena salud
  • Una buena idea es ir tomando nota de lo que comes y bebes cada día para controlar que estás tomando la suficiente cantidad de los alimentos que necesita tu cuerpo y menos cantidad de los que afectan negativamente a tu salud como grasas y azúcares
  • Además de los cambios en tu dieta, pruba a ir haciendo ejercicio regularmente. No hace falta que te pegues una paliza desde el primer día, si eres una persona que hace tiempo que no hace ejercicio, empieza con 10 o 15 minutos al día y ve aumentando progresivamente

Complementos para tu alimentación

Si necesitas una pequeña ayuda entre horas para satisfacer tu hambre, puedes recurrir a las barras y bebidas nutritivas pero, como hemos dicho, antes de su consumo consulta con tu médico o especialista. 

Muchos de estos alimentos contienen un alto contenido en grasas insaturadas que te ayudarán a mantener un nivel normal de colesterol en tu sangre, contienen un bajo contenido en sal por lo que no afectará a tu tensión arterial normal. Además, si eres de las personas a las que les cuesta beber dos litros de agua por la falta de costumbre, estas bebidas te servirán para refrescarte e hidratarte hasta alcanzar los dos litros de agua al día que es recomendado beber.

Las barritas energéticas tienen alto contenido en proteína, ideal para la ingesta diaria, sobre todo si haces ejercicio regularmente. Estas barritas no tienen azúcares añadidos y se fabrican con aromas naturales, granos de cacao de calidad y auténticas almendras. Son ideales para tomarlas después de hacer un ejercicio intensivo o cuando te pique el gusanillo entre horas. 

Algunas de las barritas que te recomendamos son adecuadas para su consumo por personas vegetarianas, además de estar libres de proteína de colágeno y sin aspartamo. 

Por último, siempre te recomendamos que leas bien las etiquetas de los productos antes de decidirte por su compra. 

 

Reduce las grasas en tu dieta

Casi todo el mundo puede beneficiarse de consumir menos grasas. Si actualmente consumes mucha grasa en tus comidas y está afectando negativamente a tu salud, debes comprometerte a cambiar tus hábitos alimenticios. 

Algunos consejos para reducir la grasa en tu dieta:

  • Reduce grasas evitando la mantequilla en el pan, cremas y salsas en las patatas o ensaladas; puedes sustituirlos por las versiones bajas en grasa 
  • Come muchas frutas y verduras en tus comidas y también entre comidas; al ser alimentos bajos en calorías puedes usarlos para picar entre horas, además de calmar tu hambre también beneficiarán a tu salud
  • Lee las etiquetas de los alimentos antes de comprarlos y si necesitas ayuda con esto, consulta con tu médico
  • Mantenerse hidratado es importante para lasalud: procura beber bebidas bajas en calorías, como agua o té. Huye de los refrescos puesto que aportan mucho azúcar y calorías a tu dieta 

Una dieta equilibrada y ejercicio regular son buenos para tu salud. Estos hábitos pueden ayudarte a perder o mantener tu peso pero lo más importante es que establezcas unos objetivos realistas. Tampoco empieces haciendo cambios radicales, una de las claves para hacer cambios en tu dieta es hacerlos lentamente.

Ve modificando poco a poco la forma de alimentarte y añadiendo pautas saludables, como hacer un poco de ejercicio cada día.

Y con la palabra dieta no me refiero a un plan de adelgazamiento que haces durante unos meses, lo terminas y te olvidas de comer bien. No, de lo que se trata es de que cambies tu forma de alimentarte y seguir durante toda tu vida unas pautas saludables. No nos vale con comer bien unos meses y después volver a alimentarnos como antes. 

Además, no solo se trata de adelgazar sino que lo que queremos es cuidar de nuestra salud. Tanto tu cuerpo como tu mente te lo agradecerán con los años.


 

7 consejos de nutrición para cuidar de tu salud todos los días

1) Bebe mucha agua: necesitamos beber agua para que nuestros cuerpos puedan seguir trabajando de manera correcta, se optimice nuestro metabolismo, aumenten los niveles de energía o hagamos una buena digestión. Si haces ejercicio de manera regular, el agua es fundamental para recuperar el agua que has perdido mediante el sudor.

2) Come y bebe a lo largo del día: es importante comer bien durante las tres principales comidas pero también picar entre horas y con picar me refiero a comer alguna fruta o verdura. Te ayudarán a aguantar hasta la siguiente comida, además de favorecer tu salud.

3) Presta atención cuando comes: seguramente hayas oído hablar del mindfulness, prestar atención al momento presente. Esto también debes aplicarlo cuando comes. Procura comer lentamente, saboreando cada bocado. Evita ver la televisión, estar con el móvil o trabajar mientras estás comiendo.

4) Reduce la ingesta de alimentos procesados: lee bien las etiquetas de los alimentos y evita las bollerías y los alimentos procesados que solo van a aportarte grasa y azúcar. 

5) Incluye grasas sanas en tu dieta: la grasa es esencial en tu dieta, lo que no quiere decir que debas consumirla en cada comida pero lo que puedes hacer es consumir grasas sanas como, por ejemplo, las que contiene el aguacate. Muchas vitaminas que necesita nuestro cuerpo como la Vitamina E o la Vitamina D necesitan algo de grasa en la dieta para que tu cuerpo pueda absorberlas correctamente.

 

  • Reviews Realizadas

Deja un comentario