Higiene personal

La higiene personal se define como el mantenimiento de la limpieza y aseo de la parte exterior del cuerpo. Durante miles de años las personas le han dado importancia a la higiene personal. En la antigua Grecia y durante el Imperio Romano se pasaban horas en los baños, usando fragancias y maquillajes para mostrarse bellos y presentables ante otras personas.

La industria de la higiene personal gana al año billones de dólares, con muchas celebridades anunciando productos destinados al público general para que éste pueda verse mejor.

Mantener un buen nivel de higiene personal te ayuda a aumentar tu autoestima y tu confianza, a la vez que minimiza las probabilidades de desarrollar imperfecciones.

Hábitos como lavarte las manos o cepillarte los dientes disminuirá las probabilidades de tener ciertas enfermedades. Además tiene otros beneficios como sentirte bien contigo mismo, lo cual es bueno para tu salud mental. 

 

Hábitos saludables de higiene personal

  • Ducharte a diario: tu piel está constantemente renovándose en un proceso en el que elimina las células muertas lo que permite la activación de células nuevas. Estas células se van acumulando a no ser que tengas una higiene corporal adecuada. 
  • Cortarte las uñas: mantener las uñas de las manos y los pies cortadas y con buen aspecto te ayudará a prevenir problemas como uñeros y otras infecciones. Mantener los pies limpios y secos te evitará tener el temido pie de atleta
  • Cepillar los dientes y usar hilo dental: lo ideal es que laves tus dientes después de cada comida, o al menos dos veces al día. Cepillar los dientes minimiza la acumulación de bacterias en tu boca, estas bacterias pueden causar el deterioro de tus dientes y encías. Usar hilo dental ayuda a mantener tu salud bucal. La bacteria que causa la enfermedad de las encías puede ir directamente a tu corazón y causar problemas valvulares. Es recomendable visitar a tu dentista una vez al año.
  • Lavar tus manos: lávalas cada vez que vayas a preparar comida, después de ir al baño, después de toser o estornudar. Esto ayudará a prevenir la propagación de bacterias y virus. 
  • Dormir bien: descansa al menos 8 horas cada noche para que puedas levantarte despejado y preparado para empezar tu jornada. Una falta de sueño continua deja a tu cuerpo cansado, además de comprometer tu sistema inmunitario.

 

Tipos de higiene personal

 

Higiene en el cuarto de baño

Seguramente no has estado lavando tus manos de la manera apropiada, para ello debes restragar jabón en ellas durante 20 o 30 segundos, asegurándote que limpias bien entre tus dedos, la parte trasera de tus mano y debajo de tus uñas. Enjuaga con agua y seca con una toalla.

Si no tienes agua y jabón a mano, usa un jabón líquido antibacteriano que no te hará falta enjuagar y que tenga al menos un 60 porciento de alcohol.

En la ducha usa jabón para eliminar las células muertas, las bacterias y los aceites que produce el cuerpo. Lavar tu cabello al menos dos veces a la semana. 

 

Higiene de las uñas

Recorta tus uñas regularmente para manenerlas cortas y limpias. Cepilla bien debajo de las uñas con un cepillo especial para eliminar la suciedad y los gérmenes. 

Mantener las uñas limpias te ayuda a prevenir esparcir los gérmenes a tu boca y otras aberturas de tu cuerpo. Por supuesto, evita morderte las uñas.


 

Higiene dental

La higiene de tu boca es mucho más que mantener unos dientes blancos y bonitos, cuidar de tus dientes y encías es una buena forma de prevenir enfermedades en las encías y caries en tus dientes. 

Cepilla tus dientes al menos dos veces al día durante 2 minutos. Lava tus dientes después de cada comida. Usa hilo dental entre tus dientes a diario y consulta a tu dentista acerca de usar enjuague bucal antibacteriano.

 

Higiene cuando estamos enfermos

Cuando estás enfermo debes prevenir propagar los gémenes a otras personas. Para ello cubre tu boca y tu nariz cuando vas a estornudar. Lo aconsejable es que lo hagas con la parte interna de tu codo, así evitarás echar los gérmenes en tus manos. Limpia las superficies compartidas con líquido antibacteriano y evita compartir utensilios. Tira inmediatamente cualquier pañuelo que hayas usado. Una limpieza correcta es lo más aconsejado en estos casos para no esparcir bacterias y virus a otros.

 

Higiene de las manos

Los gérmenes que hay en tus manos pueden entrar fácilmente a través de tu boca, tu nariz, tus ojos o tus oídos. Es muy importante que laves tus manos cada vez que manipules comida, antes de comer, si manipulas cualquier bolsa de basura, cuando estornudes, cada vez que toques a un animal, cuando cambies el pañal a un niño u otra persona que lo necesite, y antes de limpiar una herida o corte.

Deja un comentario