Cuidado del Cabello

Todo el mundo quiere un pelo brillante y sobre todo sano. Para que un cabello se vea sano, deben darse una serie de factores desde los productos que aplicas regularmente a tu cabello hasta lo que comes diariamente. 

En Salud y Belleza hemos seleccionado una variedad de productos que harán que luzcas un cabello hermoso, fuerte y saludable.

 

CÓMO SABER SI NECESITAS UNA RUTINA PARA EL CUIDADO DEL CABELLO

Aunque algunas personas han nacido con una genética envidiable en cuanto a cabello se refiere, no por ello están exentos de cuidarlo. Tanto factores externos como la contaminación como internos como el estrés, pueden perjudicar la salud de nuestro cabello. 

Cuidar de manera adecuada de tu pelo no solo evitará que tengas que estar cortando las puntas tan a menudo, sino que también hará que crezca más rápido si eso es lo que deseas.

Si, además de los factores internos y externos que hacen mella en tu pelo, también sueles teñirlo o decolorarlo, los daños a tu fibra capilar se multiplican.

 

PRODUCTOS ESPECÍFICOS A CADA TIPO DE CABELLO

Para empezar a cuidar tu cabello adecuadamente, lo que primero que debes saber es qué tipo de pelo tienes. De esta manera podrás saber qué productos son los más adecuados para cuidarlo y mantenerlo en estado óptimo. Cada tipo de cabello necesita unos cuidados especiales.

Si tienes el pelo liso: este cabello es el que tiende menos a dañarse, es el más fuerte pero también es el que tiende más a engrasarse. Deberás evitar a toda costa los aceites en tu pelo y centrarte sobre todo en los champús destinados a cabellos normales

Si tienes el pelo ondulado: tiende a encresparse, lo que hace un poco difícil su cuidado. Abraza tus ondas naturales y usa productos para el encrespamiento.

Si tienes el pelo rizado: este tipo de cabello tiende más a dañarse y a tener las puntas abiertas. Por lo general es muy voluminoso. Te recomendamos productos que protejan tus rizos de los daños externos para poder lucirlos en todo su esplendor.

Si tienes el pelo crespo: es un tipo de cabello que se encrespa mucho más que el cabello rizado, muy voluminoso, y el más propenso de todos a sufrir daños.

 

QUÉ TIPO DE PRODUCTOS NECESITAS

Una cosa que necesitan todos los cabellos es hidratación, por lo que es un componente que debes buscar en todos los productos, en mayor o menos medida dependiendo de tu tipo de cabello.

Champú

A la hora de comprar un champú, te habrás dado cuenta de que mencionan en el envase para qué tipo de cabello está indicado. Cada champú tiene ingredientes específicos que aportarán a tu cabello exactamente lo que necesitan. 

Es muy importante elegir el champú que vaya acorde a tu tipo de cabello porque, por ejemplo, si tu pelo es liso, menos hidratación necesitará, al contrario que un cabello rizado que es más propenso a secarse.

Acondicionador

Aquellos que tienen el pelo liso pueden saltarse este paso. El acondicionador se utiliza después del champú para añadir más hidratación al cabello. Es ideal usarlo cada vez que laves tu cabello, para ello, una vez hayas enjuagado el champú, reparte uniformemente el acondicionador por todo el cabello, déjalo actuar durante 2 o 3 minutos y enjuágalo. 

Si nunca antes has utilizado acondicionador, te aconsejamos que utilices uno suave la primera vez y pruebes qué tal le va a tu cabello. Recuerda que a más rizado es el cabello, mayor hidratación necesitará.

Mascarilla

Este producto es más fuerte que el acondicionador. Las personas que tienen el pelo encrespado, rizado o crespo deben utilizarlo siempre al menos una vez a la semana. 

Si tu pelo está muy dañado por el uso de productos químicos como tintes o decolorantes, la mascarilla será mucho más efectiva que el acondicionador.

 

CONSEJOS PARA MANTENER LA SALUD DEL CABELLO

Frecuencia del lavado

La mayoría de personas tienden a lavar su cabello con una frecuencia mayor a la que deberían. Sea cual sea tu tipo de pelo, no debes lavarlo a diario. El pelo necesita descansar entre lavados para producir sus aceites naturales y el champú lo que hace es limpiar tu cabello de esos aceites. 

A más seco sea tu cabello, más días necesitas entre lavados.

Cepillado

Debemos cepillar nuestro cabello regularmente, pero no es necesario que nos excedamos cada vez que lo hacemos. Un exceso de cepillado puede terminar rompiendo las fibras capilares y debilitando el pelo. Cepilla tu cabello para deshacer los enredos pero no te excedas cepillando durante demasiado tiempo. 

Nunca cepilles tu cabello cuando está húmedo, solo cuando está seco. El pelo húmedo es mucho más vulnerable y propenso a romperse.

Si tienes demasiados enredos, aplica acondicionador y utiliza un peine para deshacerlos. 

Secado

En verano puedes aprovechar para secar el cabello con una toalla y después dejarlo al aire libre. En invierno puedes usar el secador, pero procura que no esté demasiado caliente o, si necesitas usarlo a altas temperaturas, te recomendamos proteger tu pelo con productos protectores del calor.

Deja un comentario