Extensiones de cabello de colocación rápida

El origen de las extensiones de cabello

Las extensiones son un complemento más de belleza los primeros registros hacen referencia del uso de extensiones en la época egipcia para hablar de los primeros usos de pelucas y extensiones de cabello. Era entonces cuando hombres y mujeres las usaban para mejorar su aspecto

 

Tipos de extensiones según su colocación

Alrededor del año 1.700, las mujeres no se ponían pelucas pero complementaban sus exuberantes peinados con pelo, habitualmente de procedencia animal. También coloreaban el cabello en tonos grises o gris azulado con polvos de almidón perfumados con flor de naranja, lavanda o raíz de lirio

En la primera mitad del siglo XX, se puso de moda llevar el pelo largo gracias a la proliferación de extensiones de cabello.

 

 

LAS TÉCNICAS MÁS COMUNES PARA PONER EXTENSIONES

De clic: son aquellas de quita y pon, unas tiras que te anclas en el pelo mediante unas mini peinetas. Perfectas para que las quieran para un momento puntual o te cansas.

 

 

Trenza o nudo: están pensadas para cabellos muy rizados, tipo africanos.

 

Queratina: los mechones son más finitos y se necesitan más para conseguir cantidad. Eso sí, las uniones son bastante discretas. Vuelven a pisar fuerte y ahora se encuentran en su mejor versión. Entre 5 € más o menos el mechoncito, hay que poner más unidades por este motivo. No pueden volver a utilizarse, una vez quitadas, suelen quedarse muy pobres, hecho que dificulta reutilizarlas.

Adhesivas: podría ser la más popular ahora mismo, cada mechón rondaría unos 12-15 € la unidad precio orientativo. Se notan muy poquito porque la tira es plana, va pegadita a la cabeza y son casi imperceptibles. Lo más positivo es que duran entre mes y medio a dos meses pero se pueden volver a utilizar si te has cansado de ellas. Puedes volver a subírtelas o quitártelas, y cuando tú quieras, volverlas a poner hasta tres veces (duran en total entre seis y ocho meses).

Ultrasonido: se utiliza una maquinaria especial para ello y eso también encarece algo el precio. Las extensiones fijas son las más cómodas porque no tienes que estar poniendo y quitando, este último tipo son las que tienen el precio más elevado. Es más minuciosa y el sellado es en frío, requieren más trabajo de poner.

 

Grapa: son de las menos utilizadas, más engorrosas y complicadas de mantener. Son las menos cómodas.

Deja un comentario